Medicina asertiva, acto médico y derecho sanitario Ampliar

Medicina asertiva, acto médico y derecho sanitario

ISBN: 968-7620-87-0, 1a. Edición, 2009
382 páginas, 15.5 x 22.5 cm, Enc. rústica
16 figuras, 16 cuadros

Más detalles

968-7620-87-0

$ 570.00

Presentación

Asertivo, según el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, significa “afirmativo”, el que afirma con certeza algo. Sin embargo, hay numerosas definiciones cuando se habla de conducta asertiva y hay quienes plantean la asertividad como la defensa de los derechos. Lange y Jakubowaki plantean que: “La aserción implica defender los derechos y expresar pensamientos y creencias en forma honesta, directa y apropiada, sin violentar los derechos de los demás. La base de la aserción es la comunicación mutua, dar y recibir respeto”.

Luego entonces, la asertividad es un aspecto de la comunicación del individuo que le permite garantizar que sus mensajes sean transmitidos con suficiente claridad, que expresen lo que cree, siente y piensa de manera directa en el momento oportuno, para evitar caer en la falta de interpretación; al mismo tiempo verifica el contenido de los mensajes que recibe, interpretándolos con la misma objetividad referida. La interacción que se da en las relaciones interpersonales puede ser una fuente de satisfacción si existe una comunicación abierta y clara; si la comunicación es confusa, como se ha mencionado en diferentes apartados, puede originar problemas. En la práctica, esto supone el desarrollo de facultades para:

  • Expresar sentimientos y deseos positivos y negativos de una forma eficaz, sin negar o menospreciar los derechos de los demás y sin crear o sentir vergüenza.
  • Discriminar entre la aserción, la agresión y la pasividad.
  • Estar consciente cuando la expresión personal es importante y adecuada.
  • Defenderse, sin agresión ni pasividad, frente a la conducta poco cooperadora, apropiada o razonable de los demás.

Ser asertivo es comunicarse en sociedad con una conducta aceptable que aprueba a una persona en su actuar, acorde con sus intereses, defendiéndolos sin exagerar, y expresando sentimientos honestos, haciendo valer sus derechos personales sin negar los derechos de los demás. Dicha actitud se puede adquirir y entrenar; la ventaja de aprender y practicar comportamientos asertivos es que se hacen llegar a los demás los propios mensajes expresando opiniones, mostrándose considerado, consiguiéndose seguridad y reconocimiento social. Sin duda, el comportamiento asertivo ayuda a mantener una alta autoestima. En todo caso, para aprender asertividad es completamente imprescindible tener bien claro el hecho de que tanto el estilo agresivo como el pasivo por lo general no sirven para conseguir los objetivos deseados.

Interpretando a diferentes autores y enfocándolos en el concepto de medicina asertiva —propuesta que se hace para combatir la medicina defensiva— en un esfuerzo de síntesis, se trata de mantener ante los pacientes un comportamiento asertivo, considerando que el mensaje básico de la aserción es: “esto es lo que yo pienso; esto es lo que yo siento; así es como yo veo la situación”, sin afectar o degradar la otredad, en actitud siempre conciliadora y abierta a la negociación.

Profundizando más en el concepto de conducta asertiva en la práctica clínica que combata la medicina defensiva, puede decirse que en toda relación interpersonal debe mediar una respuesta asertiva, que surja de la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos u opiniones, sin amenazar o castigar al paciente y sin violentar sus derechos, manteniendo respeto por las diferencias. Han demostrado varios autores que la aserción implica respeto hacia uno mismo y hacia los demás, con libertad. En el terreno personal, sin duda la conducta asertiva suele ser más eficaz para conseguir objetivos que la agresiva o la pasiva, pero no está planeada para que el individuo consiga siempre lo que quiere; tampoco elimina la posibilidad de conflicto, dado que no es el único elemento que debe estar presente, aunque sí es uno de los más importantes.

Por lo tanto, el médico que tiene una comunicación directa, adecuada y franca, que tiene facilidad para comunicarse con toda clase de personas y no presenta temores en su comportamiento, es un médico con comportamiento asertivo.

Otros aspectos que apoyan la actitud asertiva de la práctica profesional y que son frecuentemente soslayados son resaltados en esta propuesta de practicar una medicina asertiva. La capacidad de ser sincero y compasivo tiene también que ver con la aptitud de dar malas noticias con respeto, prudencia y sinceridad, pero con la compasión plena del ser humano.

Ante la necesidad de dar una respuesta que combata a la medicina defensiva se propone considerar un concepto basado en la conducta asertiva; al llevarla a la praxis los médicos, podrán entonces practicar una medicina asertiva.

Contenido

A manera de prólogo
Octavio Casa Madrid Mata

Presentación
Carlos Tena Tamayo

  1. Medicina asertiva. Carlos Tena Tamayo, Jorge M. Sánchez González
  2. El derecho sanitario y su evolución ante la autonomía de los pacientes. Ricardo de Lorenzo y Montero
  3. Acto médico. Gabriel Manuell Lee
  4. El acto médico y el derecho sanitario. Octavio Casa Madrid Mata
  5. Metodología, lex artis ad hoc y su problematicidad. Octavio Casa Madrid Mata
  6. El médico forense y su evaluación del acto médico. Víctor Agustín José Frigieri
  7. Métodos de análisis de casos ético–clínicos. La bioética como ayuda en la toma de decisiones clínicas. Francisco J. León Correa, Diego Gracia
  8. Deber de cuidado. María del Carmen Dubón Peniche
  9. La causalidad. Leonardo Rodríguez Quesadas
  10. Metodología para el análisis de casos en orientación y gestión. Leticia Escamilla C., Salvador Casares Q.
  11. La lex artis ad hoc y su apreciación metodológica (el protocolo CONAMED). Rafael Güemes García, Octavio Casa Madrid Mata
  12. El acto odontológico y su complejidad. Jorge Triana Estrada
  13. El peritaje médico institucional. Octavio Casa Madrid Mata, Eugenio Alejandro Torres Pombo, Jesús Alberto Guerrero Rojas
  14. Laudo y cosa juzgada. Víctor Manuel Maldonado Camargo
  15. El amparo contra laudos de la CONAMED. Agustín Ramírez Ramírez, José Agustín Pineda Ventura, Juan Manuel Gómez Castañeda
  16. Medicina basada en la evidencia y la información médica. Jorge M. Sánchez González, Armando Cordera Pastor, Jaime Lozano Alcázar
  17. Marco conceptual del derecho sanitario. Osvaldo Romo Pizarro

    Apéndice I. Medicina asertiva, acto médico y derecho sanitario (ensayos metodológicos)

    Apéndice II. Reglamento de procedimientos para la atención de quejas médicas y gestión pericial de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico.
  • Autor(es): Tena Tamayo, Carlos
  • ISBN: 968-7620-87-0
  • Edición: 1a. Edición, 2009
  • Páginas: 382
  • Tamaño: 15.5 x 22.5 cm
  • Encuadernación: Rústica
  • Peso 504g
  • Misceláneos: 16 figuras, 16 cuadros
  • Otros: Avalado por la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

Autores

Contáctenos

Horario de atención: Lunes a viernes 9am-6pm

Teléfono:5566-9676 5705-4845 5546-9357

Solicite información